Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Este es un maravilloso lugar donde brillan el Amor más profundo y la Serenidad. Un espacio dedicado al Amor, la Evolución y sobretodo a la Luz y a los Seres que en ella moran. Sois todos bienvenid@s.

Contacto:

mail:nurtarot@gmail.com

www.facebook.com/noortarot.1

www.facebook.com/NoorCanalEspiritual.1


lunes, 22 de agosto de 2016

LA LIBÉLULA - SU MÁGIA, MISTERIO, SIGNIFICADO Y LEYENDA

En España es ahora mismo pleno verano. Como much@s ya sabéis, resido en pleno bosque cada día del año, lo que me permite mantenerme en contacto con la naturaleza más virgen de mi país.

En estos días, el calor es muy intenso y solo apetece salir al jardín cuando el sol comienza a querer esconderse. Ayer mismo estaba sentada en medio de mi precioso jardín, mirando al cielo y gozando del espectáculo aéreo de cientos de pájaros. A los pocos minutos, nada menos que 4 libélulas preciosas comenzaron a revolotear justo por encima de mi cabeza, apenas a metro y medio. Volaban de un lado a otro sin parar; lo hacían en círculos, en líneas rectas y formando figuras geométricas de todos los estilos. Una maravilla!!! Casi desde que me recuerdo he residido en el bosque, y os aseguro que jamás me había sucedido algo tan especial y me han sucedido unas cuantas cosas ya!!

Cuando una libélula aparece frente a nosotros, suele significar que porta vientos de cambio y mensajes de sabiduría. Básicamente deberíamos tener en cuenta de mantener vivas nuestras ilusiones y permitir deshacernos de aquellas situaciones que nos limitan de alguna manera.

La libélula, en casi todo el mundo, simboliza el cambio en la perspectiva de la autorrealización, y el cambio tiene su origen en la madurez mental y emocional, y en la comprensión del significado más profundo de la vida.

La tradicional asociación de libélulas con el agua también da origen al significado de este increíble insecto.  El vuelo de la libélula, por encima del agua, representa la acción de ir más allá de lo que está en la superficie y buscar en las implicaciones más profundas de los aspectos de la vida.

Su vuelo ágil y su capacidad para moverse en todas las direcciones exuda una sensación de poder y equilibrio, algo que sólo viene con la edad y la madurez. Puede volar a la misma velocidad que un helicóptero. Mi padre las llamaba siempre así. También son capaces de volar hacia atrás como un colibrí, volar en línea recta hacia arriba, abajo y a los lados. Lo más increíble es que puede hacer todo esto mientras sus alas baten tan solo a 30 veces por minuto.  Los mosquitos y las moscas tienen la necesidad de batir sus alas 600 y 1.000 veces por minuto, respectivamente.

El aspecto más increíble es cómo la libélula cumple sus objetivos con la máxima simplicidad y efectividad, ya que si nos fijamos en las proporciones, con 20 veces más potencia en cada uno de sus golpes de ala, es un fenómeno en comparación con los otros insectos. Además, tiene gracia, soltura y elegancia, cuál bailarín principal.

Sus cuerpos son iridiscentes, y también sus alas. Así, pueden manifestarse en diferentes colores, dependiendo del ángulo y la polarización de la luz que cae sobre el animal. Esta propiedad se ve y se cree que es el final de las ilusiones auto creadas y una visión clara de las realidades de la vida.

La propiedad mágica de iridiscencia también se asocia con el descubrimiento de las propias capacidades, al desenmascarar el verdadero yo, y la eliminación de las dudas. De nuevo, esto significa indirectamente auto-descubrimiento y eliminación de las inhibiciones.

La libélula vive normalmente, y durante la mayor parte de su vida como una ninfa o un insecto inmaduro.  Vuela sólo en una fracción de su vida y por lo general no más de unos pocos meses. Esta libélula adulta debe hacerlo todo en tan solo unos meses.

Este singular estilo de vida simboliza y ejemplifica la virtud de vivir en el momento y vivir la vida al máximo. Al vivir ahora, uno es consciente de quién es, de dónde está, de lo que está haciendo, de lo que quiere, y de tomar decisiones basadas a partir del momento presente. Esta capacidad le permite vivir su vida sin remordimientos como libélula adulta.

Los ojos de la libélula son una de las partes más interesantes y más sorprendentes. Casi el 80% de la potencia del cerebro del insecto se dedica a la vista, y el hecho de que pueda ver en los 360 grados a su alrededor, simboliza la visión desinhibida de la mente y la capacidad de ver más allá de las limitaciones impuestas por ésta.

Es conocedor interior que ve todo nuestro potencial verdadero, así como nuestras habilidades. La Libélula personifica el deshacerse de todas las creencias que dicen: no podemos hacer esto o aquello, alcanzar un sueño o una meta. La libélula está para recordarnos que todo es posible cuando realmente alcanzamos el entendimiento de que somos parte del universo y que somos un alma en un cuerpo. Nuestro espíritu que es lo que somos, utilizando el cuerpo por un tiempo, mientras dure la vida y como tales tenemos el poder de manifestar lo que sea que decidamos en nuestro cuerpo y vida.

La Libélula saca de nosotros las ilusiones que nos dicen que no podemos alcanzar nuestros sueños y metas, que no somos valiosos o capaces, cuando en realidad es nuestro derecho de nacimiento y nuestro verdadero poder crear cualquier cosa que elijamos.

Cuando aparece la libélula en nuestra vida, puede indicar también que existen adicciones u otros problemas que están “fuera de control” en tu vida que deben ser examinados y resueltos.

Con frecuencia, el asunto principal no siempre es lo que parece ser en la superficie, es importante mirar con atención bajo las aguas emocionales para comprender lo que realmente está pasando.

Una vez que la Libélula ha surgido como individuo adulto con alas, ésta conquista el aire con su vuelo súbito. Nos indica que trabajando con la energía de la libélula podremos llegar a sacar rápidas conclusiones o una nueva perspicacia que nos ayudará a empujarnos hacia nuevas maneras de ser y hacer.

Ciertamente, es un momento más importante para ver a través de las ilusiones y realmente escuchar los mensajes que el Universo está enviándonos. Creencias centradas en la limitación o el miedo son expuestas para ser revisadas y soltadas.

Cuando aparece la Libélula es que estás preparado para una gran transformación.

La leyenda de la libélula

En el principio el agua cubría la tierra. La vida comenzaba a crear diferentes formas de vida, todo surgía del agua, pequeños animales acuáticos aptos para la supervivencia, pequeños insectos de vuelo corto poblaban la profundidad y la superficie del agua que era dulce, ya que todavía no se había salinizado. La materia se estaba formando y la dimensión lemuriana se estaba desvaneciendo, la realidad material se estaba imponiendo. Una nueva belleza estaba naciendo del agua, estaba emergiendo la tierra, que en su fértil tierra había guardado por milenios las semillas de una vegetación exuberante.

En vista de la emergencia, de que la magia se iba perdiendo y los seres humanos habían olvidando quienes eran, los maestros lemurianos decidieron enviar algunos mensajeros para que les recordaran a los humanos que existía esa otra dimensión etérica, de creación instantánea, de luz, de pensamiento amoroso y luminoso. Unos de esos mensajeros fueron las Ballenas y los Delfines, pero la leyenda cuenta la historia de uno mucho más pequeño, un ser mágico: la libélula.

Para nacer de una dimensión a otra, los maestros le prepararon un pequeño pozo en la fuente de Likia, una gran fuente de agua iridiscente igual a sus alas. Durante unos 300 millones de años terrestres, vivió en forma de Ninfa, para aprender a sobrevivir en el agua y poder emerger a la superficie para poder volar. Durante el sueño del agua le fue entregada su misión y su medicina para los humanos. La dotaron de tres cualidades una acuática, una terrestre y una aérea.

Cuando salió a la superficie las dimensiones habían cambiado y se encontró volando en la corriente de un gran río, en la antigua tierra de Khem, la tierra fértil, la del gran río Nilo, conocido en todos los confines de la tierra como la arteria mas poderosa de Gaia. Volando sobre el Nilo se dio cuenta que sus alas desplegaban colores iridiscentes, vio como se parecían al reflejo del cielo en el agua, sintió la ligereza, practicó el vuelo, siendo sus alas tan eficientes que las podía mover en muchas direcciones, a gran velocidad, en línea recta, hacer ángulos extremos con gran facilidad, recordando así su origen.

Otras iguales a ella habían emergido a las vez, sintió el deseo de volar en el aire juntaban sus colas y hacían espirales sobre el agua, cerca de los juncos, en una poza del río, haciendo piruetas increíbles, yendo hacia delante, en sentido contrario, dibujando ADNs, bajando hasta casi rozar el agua, subiendo hacia el cielo, siempre unidas, en el éxtasis eterno de la plenitud. Repetían muchas veces estos juegos aéreos hasta que comprendieron que estaban allí para sembrar en la Madre Tierra una nueva especie, surgiendo así la red biológica de las libélulas.

La libélula del Nilo dejaba sus huevos fecundados en la cercanía de los juncos, protegidos de las corrientes, cerca de un grupo de lotos. Allí iban creciendo, engordando, hasta que el peso los catapulta hacia el fondo cenagoso, para vivir un nuevo paso, ahora como ninfas. Por mucho tiempo vive la ninfa bajo el agua, en los pequeños recodos de las rocas, en lo profundo, en la oscuridad del fango, aprendiendo la maestría de la supervivencia, de las emociones, allí se hace carnívora, se alimentan de otros seres vivos, algo nuevo para ella, que necesita hacerlo para sobrevivir, para eliminar los depredadores.

Llegado a un punto, en que ya ha comido suficiente, necesita salir del agua, su cuerpo ha crecido tanto que siente que le ajusta demasiado y decide subirse a un loto cerrado. Al salir siente por primera vez que puede respirar en el medio sutil del aire. Comienza a salir por una apertura de su viejo cuerpo, comprobando que ha crecido mucho, tímidamente observa que puede desplegar sus alas multicolores, y sobre el loto se desprende del traje de ninfa, dejando atrás la oscuridad carnívora del fango, para convertirse en ese ser alado de otras dimensiones. 

Las Libélulas traen su medicina para ayudar a los humanos a salir de la ilusión de lo material y a conectar con la verdadera vida. Ellas vienen de esa dimensión Lemuriana, todavía presente en la tierra, con sus alas de colores iridiscentes, a mostrarnos aquello que está oculto dentro de los hombres y nos hace actuar con miedo, desconfianza, con conductas compulsivas y adictivas inconscientes. Nos acompañan par ir a buscar, en las aguas profundas y oscuras de la emoción, lo que pasa realmente, anunciándonos la madurar nos aporta la salida de la oscuridad a la luz, mostrándonos el vuelo ligero que nos da la madurez. Ellas nos quitan el velo, para que escuchemos el mensaje del Universo que nos dice: “Llegó la hora de dar un paso adelante y dejar de echarle la culpa a lo externo, de saber que todo viene de adentro, de tomar responsabilidad de lo que pasa en tu vida para cambiarlo, para convertirse en el Ser de Luz que siempre has sido”.

2 comentarios:

  1. QUE HERMOSA HISTORIA, ME FIJARE CUANDO VEA UNA, ME HACE TANTA FALTA COMO TU NO TE INMAGINAS AMIGA, MI VIDA SOLO HAY AMARGURAS, Y SINSABORES.
    GRACIAS POR TAN BELLA PAGINA
    CARIÑOS
    ALY

    ResponderEliminar
  2. Me encanta!!! esta información e historia de la libélula GRACIAS....

    ResponderEliminar

IMPORTANTE - RECETAS SALUD

TODAS las recetas de este Blog, referentes a la Salud, deben mantenerse como información. Su utilización queda TOTALMENTE bajo la RESPONSABILIDAD del lector.