Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Este es un maravilloso lugar donde brillan el Amor más profundo y la Serenidad. Un espacio dedicado al Amor, la Evolución y sobretodo a la Luz y a los Seres que en ella moran. Sois todos bienvenid@s.

Contacto:

mail:nurtarot@gmail.com

www.facebook.com/noortarot.1

www.facebook.com/NoorCanalEspiritual.1


miércoles, 14 de diciembre de 2016

CÓMO CONSAGRAR Y CONJURAR UN ANILLO, OTRA JOYA U OBJETO

Amuletos y talismanes han convivido con nosotr@s desde que el mundo es mundo. Casi cualquier objeto, animado o no, puede convertirse en un poderoso amuleto y/o talismán.

En este caso, os traigo un sencillo ritual para conjurar un anillo, convirtiéndolo en un poderoso anillo mágico. A través de un anillo  transformado en un talismán o amuleto puedes obtener protección, amor, paz e incluso prosperidad.

Su forma circular nos habla de infinitos, de eternidad y de círculos protectores. Un anillo mágico es un precioso objeto que protege a quien lo lleva y a quien lo recibe como regalo. Dependiendo de en qué dedo se coloque el anillo, éste tendrá una energía u otra. Al respecto de los anillos, cada detalle cuenta; detalles como la piedra que lo adorna y si está relacionada con tu planeta regente o cualquier otro que esté ejerciendo influencia indirecta sobre ti.

Aun no teniendo demasiado conocimiento acerca de qué planeta rige tu signo zodiacal o cómo éste te afecta según tu carta astral, no te preocupes, ya que los anillos tienen un enorme poder.

RITUAL PARA CONJURAR UN ANILLO

Dependiendo de lo que se desee obtener, quien lo vaya a usar y si se ofrecerá como un regalo, el ritual puede cambiar ligeramente. Antes de nada es importante consagrarlo, ya que antes de llegar a ti, el anillo ha estado expuesto a un sinfín de energías, posiblemente haya acumulado cargas negativas, incluso en el proceso de fabricación.

Los más conocidos rituales para purificar un objeto se realizan por medio del agua y el fuego. Hay quienes realizan ambas consagraciones en un mismo ritual. El siguiente ritual es muy respetuoso con todas las creencias y puedes adaptarlo a las energías de la forma en que tú desees.

Elementos:

§  1 Vela. Si te atraen los arcángeles, puedes utilizar el color que más se identifique con tu ángel favorito, por ejemplo: para Miguel, el protector, utiliza una vela azul; para Rafael, el sanador, utiliza una vela verde; para Camael, el ángel del amor, utiliza una vela rosa.
§  Cerillas
§  Agua
§  Sal marina
§  Salvia
§  Copa pequeña de cristal
§  Mantel blanco
§  Ofrenda: una flor o una varita de incienso

Busca un sitio donde te sientas relajada/o, en paz y armonía. Debes estar totalmente en equilibrio antes de efectuar cualquier ritual. Coloca el mantel blanco en un altar (mesa o tabla) y sitúa sobre éste y a la derecha la copa con agua y la sal marina; a tu izquierda coloca la vela, el anillo en el medio y la ofrenda sobre el anillo.

Al prender la vela, utilizando una cerilla pide a Dios, Santo o ángel que te ayude a purificar el anillo y que le atribuya la función deseada: para protección, para fomentar el amor, para mejorar las relaciones en el trabajo y si lo deseas, también para atraer prosperidad.

El que sigue es solo un ejemplo al pedir al Arcángel Rafael sanación y salud con una oración:

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, acerca a tu ángel sanador Rafael a mí, permite que ilumine mi vida con tu poder y con su poder sanador y que llene de energía sanadora este anillo (u otro objeto). Gracias Padre, Gracias Arcángel Rafael. 

Después de invocar a tu Santo, toma el anillo y lo dejas caer en el agua con sal marina; hazlo desde una altura suficiente para que se oiga al caer. Toma una pizca de salvia y échala en el agua, cierra los ojos y visualiza una llama verde sanadora y regeneradora cubriendo el anillo. Seguidamente, recita el siguiente texto tres veces:

Purifica mi anillo, llénalo de energía sanadora, trae salud a mi vida, regeneración y transformación.

Mientras visualizas el anillo lleno de poder y cargado de energía divina, sácalo del agua y recita el siguiente texto:

Purifica mi anillo, séllalo con el poder sanador concedido por Arcángel Rafael, Dios desde siempre.

Seguidamente, lo pasas por la llama de la vela de manera circular tres veces. Para terminar, deposita el anillo nuevamente en el centro del altar pero ahora sobre la ofrenda, da las gracias por los favores concedidos y pide humildemente que acepten tu ofrenda por su amor desinteresado y abundante.

Deja que la vela se consuma por completo. Después, tira el agua fuera de tu casa (nunca a un desagüe) y entierra los restos de la vela y la ofrenda dando gracias de nuevo, y dando por terminado el ritual.

De la misma forma puedes ritualizar y consagrar cualquier tipo de objeto. Así que te animo a probar y experimentar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

IMPORTANTE - RECETAS SALUD

TODAS las recetas de este Blog, referentes a la Salud, deben mantenerse como información. Su utilización queda TOTALMENTE bajo la RESPONSABILIDAD del lector.